jueves, 19 de febrero de 2009

La escopeta judicial


Bueno, que no llegue la sangre al río. Y si llega, que sea asunto de los juriscazadores.

1 comentario:

Bambino dijo...

San Ateo, usted sabe que tanto los lobos con piel de cordero como los ZPS disfrazados de cervatillos son de la misma calaña (felicitaciones por sus dibujos).