lunes, 4 de octubre de 2010

Zapatero y los Duendecillos


Después de los últimos acontecimientos no es difícil ponerle cara a los duendes en este cuento reinventado de los Hermanos Grimm, aunque se salgan del encuadre.

10 comentarios:

Un paseante dijo...

Si es que a perro flaco todo son pulgas. Por cierto: no es que me vaya ni me venga Gómez ni Trini, pero me alegro de que haya ganado Gómez.
¿Debo mirármelo, doctor?

San Ateo dijo...

Sí el doctor le receta algo, páseme la información, por favor.

Liberta dijo...

Lo que me gusta del resultado es que haya sido fruto de la decisión de los que esta vez han tenido voz y voto, y no del ordeno y mando. ¿Nos habrá devuelto Gómez la fe en la democracia? o tal vez, simplemente nos haya refrescado la memoria...? En el fondo a mí me da igual porque yo en estas elecciones, ni pincho, ni corto, ni voto.

San Ateo dijo...

Da igual porque en cualquier elección, aunque votes, después ni pinchas ni cortas.

I.B dijo...

Democracia, dicho así en castellano, es un palabra de baja intensidad

Adriana dijo...

si, en la politica nunca se sabe si algo sirve o no...

Alís dijo...

No sé si tan opuesto a Zapatero. Lo que quiero decir es que al PSOE le viene muy bien dar la apariencia de renovación, aunque cueste cargarse a Trini y alguno más. Por la puerta grande sí.
(Desvaríos míos)

Besos

Wen dijo...

A mi a estas alturas ya me importa un pimineto Zapatero y si le va bien con tus tejemanejes o mal.
Gómez se ha dado a conocer de un modo que puede que sea positivo de cara a las elecciones en Madrid. Por lo menos esta vez conocemos más al candidato socialista, y por primera vez no es un ruin como el Simancas.
Yo no tengo tan claro que Trini fuera a sacar más votos que él la verdad.

San Ateo dijo...

Tú sabrás Wen, que estás en el ojo del huracán. Pero por si acaso, ponte a resguardo.

Pilar dijo...

La duda es si hay tiempo para reaccionar, si alguien quiere hacerlo o simplemente espera a recoger los pedazos.