viernes, 2 de octubre de 2009

Corazón, nada de nada

2 comentarios:

fasepin dijo...

Muy bueno, el pobre... pero al final fue Lula Da Silva quien sí logró hacer realidad su corazonada robándoles el corazón a más de la mitad de los delegados olímpicos. Otra vez será.

Bubublog dijo...

Me gusta tu estilillo !